Humedad: Problemas por capilaridad.

26 febrero 2016,   By ,   0 Comments

Problemas de humedad por capilaridad.

Precauciones en la detección de humedad por capilaridad. Razón y consecuencia de este tipo de humedad. Como dar solución a la humedad por capilaridad.

Precauciones y cuidados en la detección de humedad por capilaridad:

Para que exista una humedad por capilaridad deben estar presentes varios factores, en primer lugar que el elemento constructivo en cuestión sea poroso, cuanto más poroso mayor capacidad de absorción y posibles afecciones capilares por lo tanto. En segundo lugar se tiene que dar, lógicamente, la presencia de cierta humedad.

Este tipo de humedades suelen darse solamente en plantas bajas en contacto con el terreno, también -con menor frecuencia- en balconadas mal pendienteadas por la posible retención del agua de lluvia y su contacto continuado con el elemento constructivo en cuestión. También es posible que se de este tipo de patología cuando el sentido del agua a través del elemento constructivo es descendente dando lugar a lo que comúnmente se concoce como gotera.

La detección de esta patología estará más presente donde mayor oxigenación haya, es decir, en un paramento que separe un espacio interior de otro exterior oxigenará más en la parte interior y por lo tanto se expresará con mayor claridad en el interior del muro.

 

Razón y consecuencia de la humedad por capilaridad:

Como ya se escribió en anteriores posts, se entiende por capilaridad el proceso de absorción de agua a través de un elemento constructivo.

La humedad por capilaridad se da por lo tanto no solo por el contacto del elemento constructivo con el agua -de lluvia por ejemplo- sino cuando el agua oxigena y mineraliza por su contacto con el elemento constructivo y con el ambiente.

Explicar también la afección en este proceso de dos tipos de fuerzas: fuerzas de cohesión y de adhesión. Cuando la fuerza de adhesión es mayor que la de cohesión la resultante será ascendente. Esto significa que el agua tenderá a ascender por el elemento constructivo hasta que las fuerzas de cohesión y de adhesión junto con la fuerza G -gravedad- se igualen. La porosidad del elemento más el peso del líquido más el tipo de líquido y el tipo de sólido van a condicionar la altura hasta la que esta puede llegar por capilaridad. Cuando la fuerza resultante sea ascendente la forma del líquido cuando ascienda tenderá a ser cóncava y cuando sea descendente la forma superficial será convexa.

La razón por la que este proceso se entiende como un procedimiento patológico en la construcción es el depósito de elementos salinos -propios de los terrenos- cuando asciende el agua por capilaridad rompiendo la estructura molecular del elemento constructivo y por lo tanto la resistencia del mismo.

La consecuencia inmediata es la aparición de manchas de humedad -pudiendo dar lugar a la aparición de manchas de moho incluso-, normalmente en elementos en contacto con el terreno ascendiendo la humedad hasta 1 / 1,5 m. de altura.

La consecuencia a largo plazo dará como lugar la perdida de carga del elemento constructivo pudiendo llagar a producir hasta descalces en la cimentación del edificio -de costosa y difícil solución-.

Solución a la humedad por capilaridad:

En primer lugar y haciendo referencia a las de sentido descendente decir que son patologías de fácil solución. Habrá de tenerse en cuenta que siempre hay que tratarlas desde el exterior, nunca desde el interior ya que, el agua seguiría siendo absorbida por capilaridad, no dando solución a la patología.

Para poner solución a las capilaridad ascendentes habrá de aplicarse un tratamiento de entubado hasta una cota superior a la del terreno en contacto con el elemento, generar una barrera horizontal por lo tanto para que el agua no ascienda. Ejecutar en el elemento una serie de perforaciones e inyectar resinas expansivas garantizadas desde el interior del elemento constructivo afectado. Mencionar también que serán necesarios dos tipos de estudios previos a la ejecución para dar fin al problema.

  • Estudio químico del muro y de la composición del agua que lo está deteriorando.
  • Capilaridad y porosidad del elemento constructivo para garantizar el radio de expansión (ya que un material no poroso  no podrá garantizar la eficacia de este tipo de solución).

 

Resumen de la clasificación de humedad:

Interior:

  •  Capilaridad.
  • Condensación.

Exterior:

  • Filtración.
  • Capilaridad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *