Pinturas térmicas y acústicas: Ventajas.

29 abril 2016,   By ,   0 Comments

La aparición de pinturas térmicas y acústicas tuvo lugar en Estados Unidos como consecuencia del desarrollo de la industria e ingeniería espacial.

En la actualidad es fácil adquirir este tipo de pinturas térmicas y acústicas a unos precios muy parecidos sino iguales a los de la pintura convencional de calidad, es decir, pintura acrílica.

Composición de las pinturas térmicas y acústicas:

Las pinturas térmicas y acústicas están compuestas por una serie de microesferas cerámicas emulsionadas en la pintura acrílica. Una vez se aplica y concluido el proceso de secado de las pinturas térmicas y acústicas dichas microesferas toman una disposición de partículas compacta formando entre sí pequeñas cámaras de aire con el objeto de dar una mejor prestación con respecto a la rotura de puente térmico (R.P.T.).

Decir también que la capacidad refractaria de los materiales cerámicos –microesferas en este caso-, una gran parte de la radiación que incida sobre las pinturas térmicas y acústicas rebota provocando una reducción con respecto a la transmisión de calor superior al 80% de la radiación que incida. Conceptualmente funciona de dos formas, es decir, hace rebotar el calor procedente de ambas caras de la superficie pintada con la consiguiente ganancia energética tanto en la estación estival como en la invernal.

 

Multitud de casas y empresas de pinturas térmicas y acústicas han realizados ensayos para medir la conductividad térmicas de dichas pinturas obteniendo valores similares en cuanto a su capacidad de aislamiento térmico a los que aportan los aislantes tradicionales como el poliestireno expandido ó la lana mineral.

 

Usos y aplicaciones de las pinturas térmicas y acústicas:

En cuanto a los usos y aplicaciones actuales decir que se dirigen especialmente al sector industrial con aplicación concreta tanto en estructuras metálicas como a todo tipo de depósitos, aljibes, tuberías, sistemas de impermeabilización, etc…

También se pueden aplicar este tipo de pinturas para la construcción doméstica, funcionan tanto en exterior como en el interior de una vivienda pudiendo aplicarse en todo tipo de particiones y acabados ya sean de hormigón, cerámicos o incluso yesos –pladures-.

 

Rendimiento de las pinturas térmicas y acústicas:

El rendimiento de este tipo de pinturas es muy notable pues al aplicarse sobre materiales como el hormigón es posible conseguir una reducción hasta de 30ºC mientras que en materiales metálicos es posible reducir hasta en 10ºC la temperatura.

 

Conclusión para la aplicación de pinturas térmicas y acústicas.

Ya que el precio de estas pinturas es similar al de la pintura acrílica convencional y sin embargo mejora las prestaciones energéticas notablemente –ya que es posible conseguir un ahorro energético cercano al 40%- no es desechable acometer este tipo de inversión, más teniendo en cuenta que sus efectos son duraderos y que en un futuro no habrá problema en pintar sobre estas pinturas térmicas y acústicas con pintura de cualquier tipo.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *